• Babynova

Cuatro formas de apoyar a tus hijos, si les cuesta trabajo hacer amigos

Por: Fernanda Rascón


Con la llegada de la pandemia, las y los niños se vieron obligados a dejar las escuelas y solamente tener clases en casa por medio de una computadora o televisión, lo que conllevó a que no tuvieran contacto con más personas de su edad, por lo mismo, puedes resultar un poco complicado para ellos y ellas hacer nuevos amigos cuando regresen a sus actividades normales.



Algo que puede llegar a entristecer a los padres es darse cuenta que su hijo o hija se encuentre solo o sola, sin nadie con quien jugar o divertirse. Si este fuera el caso o si notas que pasa al regresar a la "normalidad", hay varias opciones que puedes hacer para ayudarlos y que no te llegues a preguntar ¿por qué mi pequeño o pequeña no tiene amigos?.

Las causas por las que los menores no llegan a tener amigos pueden ser varias, entre las que destacan:

  1. Introversión: es el tipo de personas que prefieren estar solos o en grupos pequeños.

  2. Acoso escolar: algunos son rechazados y hasta violentados por sus compañeros, por lo que se vuelven personas solitarias.

  3. Inseguridad: está relacionado con que no se siente merecedor de recibir afecto y atención.

  4. Uso excesivo de la tecnología: están tan acostumbrados y acostumbradas a interactuar con una pantalla que no saben entablar relaciones cara a cara.

Si identificaste alguna de estas causas en tus hijos, lo siguiente que debes hacer es tratar de ayudarlo o ayudarla a que empiece a socializar con otros pequeños. Con éstas cuatro formas podrás lograrlo, solo si las pones en práctica,

  1. Establece vínculos de confianza, no lo fuerces ni lo regañes por no acercarse a otros niños. Hazle saber que cuenta contigo para que exprese sus emociones, así sabrás cómo se siente y tener conversaciones con tus hijos, mejora su autoestima y su comportamiento social.

  2. Fomenta sus aficiones, es mucho más sencillo que haga amigos si se encuentra con otros niños con los que comparta sus mismos intereses.

  3. Ayúdalos a tomar conciencia, quizás tus hijos aún no tienen presentes las razones por las que les cuesta mucho trabajo socializar, así que mantengan una o varias conversaciones, para saber qué ocurre y así poder guiarlos y que ellos mismos lleguen a sus propias conclusiones.

  4. Busca un psicólogo o profesional, si no tiene amigos, un terapeuta infantil podrá facilitar el desarrollo social de tu pequeño o pequeña. También puede ser que necesite desarrollar algunas destrezas sociales y una ayuda profesional será de gran utilidad para encontrarlas y llevarlas a cabo.

Tener amigos y amigas siempre es bueno en cualquier edad, pero en la infancia es cuando uno es más vulnerable y precisamente esos amigos son los que ayudan a tener una infancia divertida y que las y los niños disfruten realmente de esta etapa que desgraciadamente dura muy poco. Si tu hijo o hija le cuesta hacer amigos, no te rindas y ayúdalos a encontrar a los indicados y bríndales una infancia feliz.





11 vistas0 comentarios