• Babynova

Dile a tu hija que es más que sólo bonita

Actualizado: mar 17


Photo by Sai De Silva on Unsplash

Por Shoshana Hernández


Piernas depiladas, cinturas estrechas, rostro liso y brillante. Las mujeres hemos vivido a través de normas que nos han enseñado a cómo lucir “bonitas”. Nos toma tiempo, dinero y esfuerzo lograr una apariencia que sea atractiva, según se ha definido la belleza en la mayor parte del mundo —es decir, bajo el predominante modelo de mujer occidental—.


¡Y qué agotador! Qué cansada (además de injusta) ha sido esa responsabilidad que ninguna de nosotras pidió. Lo más preocupante del asunto, una vez que volteamos a mirarlo, es que todas esas exigencias han tenido lugar desde la infancia.


Le compramos el vestido más hermoso a nuestra niña. Luego le enseñamos a cómo jugar sin ensuciarse porque su precioso atuendo se podría arruinar y, después, le repetimos lo bonita que es cuando lleva esa ropa, ese peinado o esos zapatos.


Tu hija decidirá qué significa ser bonita



Photo by Shot By Ireland on Unsplash

Con todo lo anterior, no sólo limitamos a las niñas a descubrir su infancia bajo esas inevitables manos sucias, manchas de pintura y peinados deshechos. Además, les enseñamos que lucir bonita es un peso importante porque todo el mundo lo reconoce y lo halaga.


¿Podríamos imaginar una nueva forma de entender lo que es ser “bonita”? Si a eso anhelamos, uno de los primeros pasos es romper con los estándares de belleza ya adquiridos. Que nuestras niñas comprendan que ser bonita no tiene ninguna relación con la ropa que vestimos, el peso que indica la báscula o el labial que elegimos.


Los vestidos y faldas no son un enemigo. De hecho, también hay que comunicarles lo importante que es llevar puesto algo adecuado para la ocasión. Pero no deberíamos hacer de ellos una jaula, algo que les limite a experimentar su juego y felicidad.


Sí es bonita. Pero también valiente, fuerte, noble…


Mediante esto no quiero motivarte a pensar que es malo comprar un vestido porque te parece divino, pero sí es una invitación a que te detengas un momento para preguntarte qué concepto de belleza le transmites a tu pequeña y qué más le dices para motivarla, además de que es bonita (¡porque eso no es lo más importante!).


A través del lenguaje construimos el mundo. Si tu hija sólo escucha que es bonita y todo su entorno le emite gestos de aceptación mediante eso, pensará que aquello es lo único que la define: ser bonita.


Hay otros valores, habilidades y aptitudes que debemos resaltar en las niñas. De esta manera, no sólo crecerán liberadas de muchos estándares que, como adultas, hemos adoptado. Además, formaremos niñas preparadas para tener una misión en el mundo que sea más grande que sólo la belleza física.


¡Qué valiente eres!, ¡Qué lista!, ¡Qué gentil!, ¡Qué observadora! Demuéstrale que tiene una larga lista de cualidades que no tienen ninguna relación con la belleza física. Dile que es bonita, pero recuerda que puede ser algo más que sólo eso.

17 vistas

+5215611827983

Calle Tacuba Centro Histórico, CDMX, México 

Síguenos en:

Facebook babynova