• Babynova

Hábitos que te convertirán en una mamá feliz y plena

Por: Fernanda Rascón


Para la mayoría de las mujeres, la maternidad es uno de los momentos más bellos e importantes de la vida, pero dentro de ésta búsqueda por educar y guiar a un nuevo ser, pueden ser propensas a perderse como mujeres e incluso pueden llegar a entrar en situaciones negativas para su salud mental.


En ocasiones cuando los hijos demandan mucha atención, se vuelve un tanto complicado encontrar un tiempo y/o momento para sí mismas, ya que la mayoría de su tiempo es dedicado a procurar el bienestar de las y los niños; pero lo que no saben es que para ser una madre plena también se necesita ser una persona que goza de su tiempo de manera individual.


Si quieres ser mamá, esposa, amiga, hermana, tía y sobre todo mujer, tienes que gozar de cada momento y darte un respiro para crear ciertos hábitos que te ayudarán a conseguir tu paz interior y posiblemente tener una mayor autoestima como persona. ¡Checa los siguientes hábitos que te ayudarán a ser una mamá feliz y plena!

  • Debes de valorar tu importancia como madre de familia y estar segura con las decisiones que tomas respecto a la educación de tus hijos.


  • Respétate como mujer, no debes de olvidar que es muy importante el autocuidado.


  • No compitas nunca con otras mujeres, ni tampoco con otras madres de familia, jamás te compares, mejor trabaja para mejorar día con día.


  • Encuentra tiempo para ti, conoce tus necesidades como persona y como madre. No olvides que tú también necesitas tiempo a solas. Eres madre pero también eres mujer.


  • Sal con tus amistades, diviértete y distráete un poco de la rutina, eso te ayudará a que cuando estés con tus hijos, los disfrutes al máximo, ya que pudiste dividir perfectamente tu tiempo y equilibrarlo.


  • Mantén encendida la curiosidad de experimentar con tu pareja. A veces cuando llegan los hijos, muchas personas se olvidan de la relación de pareja, lo cual no debe de pasar; ambos pueden darse un tiempo libre para estar juntos, de esta forma podrán darle el amor que merecen sus hijos y crecerán en un ambiente de armonía,


  • Deja atrás los miedos para que no se los transmitas a tus hijos. Recuerda que cuando estamos pequeños somos como esponjas, de alguna manera traemos a nosotros todo lo que vemos. Como madre es imposible no sentir miedo en cualquier situación de peligro en la que se encuentren las y los niños, pero trata de que cuando estés con ellos, esos miedos no se hagan presentes, para que ellos y ellas no tengan ese mismo sentimiento.


Si lo que quieres es buscar un equilibrio entre tu vida como mamá y tu vida como mujer, entonces solo necesitas saber cómo integrar estos hábitos en tu rutina, porque si bien ser mamá es un trabajo que implica estar los siete días de la semana y casi las 24 horas, también el ser mujer requiere de una completa atención para que te sientas completamente plena y feliz.


1 vista0 comentarios