• Babynova

Los niños lectores contra la violencia en el mundo


Photo by Iana Dmytrenko on Unsplash

Por Shoshana Hernández


El mundo actual padece tantas crisis de violencia que, a menudo, los padres se cuestionan cómo prepararán a sus hijos para enfrentar el caos que hay fuera de sus hogares. Ante tal preocupación, Adrián Cordellat, periodista especializado en infancia, comenta en El País que “Educar a niñas y niños en empatía (en casa y en el aula) contribuiría a hacer del mundo un lugar mejor y menos violento”.


Sentir el sufrimiento del otro podría ser la fórmula para que los niños tomen acción frente a actos injustos y violentos. Pero, como toda capacidad, la empatía debe ser desarrollada a través de la práctica. Una de las vías más eficientes para promover tal entendimiento en los infantes es la lectura.


Las historias crean experiencias

Sin importar el escenario en el que se desenvuelvan las narraciones que descubrirá el niño, hallará aventuras donde se pondrá en juego su capacidad de interpretación; pronto se preguntará por qué el villano de la historia actúa con valores antagónicos o sufrirá porque su personaje favorito se encuentra en líos.


“La literatura nos permite no sólo aprender acerca de las emociones, sino experienciarlas, aunque en una forma en que pueden ser clarificadas y mejor entendidas”. Dice el psicólogo Keith Oatley.


Experimentar las emociones significaría vivirlas y hacer una relación entre el mundo real y el ficticio. Se trata de una simulación donde el niño averiguará cómo actuaría, qué sentimientos lo dominarían y cómo respondería si se tratará de algo cercano a él.


Photo by Picsea on Unsplash

Pero antes, se necesita padres y madres lectores

Si no hay padres y madres lectores, la tarea de involucrar al niño en los libros será más compleja. En los primeros años de vida, por ejemplo, una de las formas para motivar el deseo de conocer historias es leer cuentos a los niños (una actividad que, en definitiva, requiere de esfuerzo por parte de los adultos para dedicarle algunos minutos a la lectura).


Por otra parte, la responsabilidad fundamental del padre o madre lector(a) es elegir historias adecuadas para los hijos. El mundo presente requiere de gente que no continúe reproduciendo mensajes peligrosos como los estereotipos. Mucha de la bibliografía infantil está cargada de ellos, por lo que revisar qué cuentos los expanden es uno de los pendientes actuales.


Aquí, un ejemplo de cómo leer un cuento a un niño



Transmitir la pasión por la lectura es posible si el promovedor la posee. Por ello, el papel de los padres y madres que disfruten de tal actividad es necesario para que los niños se sientan contagiados.


Así que, si tu intención es hacer de tu niño un ser humano que no contribuya al aumento de violencia, ya sabes por dónde empezar. Busca tiempo libre, crea un ambiente amigable para disfrutar de un buen libro y gocen juntos de la experiencia que ofrece un libro durante y después de su contenido. Será, además, una oportunidad para compartir momentos.






Fuentes:

Cordellat, A. (2020) Educar en empatía para reducir la violencia y aumentar la felicidad. El País. Recuperado de https://elpais.com/elpais/2020/03/02/mamas_papas/1583137688_710754.html

Oately, K. (1999). Emotions, en R. A. Wilson y F. C. Keil (eds.), The MIT encyclopedia of the cognitive sciences, MIT Press, Cambridge, pp. 273-275.

8 vistas

+5215611827983

Calle Tacuba Centro Histórico, CDMX, México 

Síguenos en:

Facebook babynova