• Babynova

Razones por las que tu niño debe amar la naturaleza



Por Shoshana Hernández


Apuesto que en tu mente albergan recuerdos sobre tus pies descalzos sobre el pasto cuando eras pequeño. O de la tierra mojada con la que jugabas cuando eras niño. Quizá, también, de los insectos que alguna vez descubriste y que, con entusiasmo, se los mostraste a tu madre/padre.

Cuando somos niños, el aprendizaje es sensorial y se construye a través de experiencias. Es por eso que guardas memorias de los ratos que pasaste en la naturaleza o el exterior.


Muchos de nuestros hijos, lamentablemente, se han perdido de esos juegos que hicimos alrededor de los árboles, la tierra, la lluvia y demás elementos naturales. Ahora, la gran mayoría se entretiene con dispositivos tecnológicos. No es su culpa, los tiempos han cambiado y la seguridad para estar en el exterior no es la misma con la que nosotros crecimos.


Sin embargo, es importante no abandonar la relación entre los niños y la naturaleza. Los beneficios del contacto con la Tierra van desde el desarrollo de habilidades y hasta el nacimiento de valores que harán de nuestros hijos, unos adultos más sensibles.


Algunas de las ventajas que los pequeños encontrarán en la naturaleza:


MOTIVA SU ACTIVIDAD FÍSICA

Las actividades al aire libre siempre van acompañadas del esfuerzo físico. Trepar árboles, caminar sobre un tronco, colgarse de las ramas, andar en bicicleta, saltar la cuerda, correr, columpiarse. Todo esto le permitirá a tu pequeño expresar su libertad y gastar su energía de forma sana. Permite que grite, ría y sude.


DESPIERTA SU SENTIDO HUMANO

Si acercamos a nuestros niños a la naturaleza, descubrirán que los insectos también son seres vivos y no hay por qué temerles. Mirarán los colores de los atardeceres, los paisajes. Podrán maravillarse con las flores, abejas. Con ayuda de una lupa puede admirar la vida. Eso le ayudará a que, cuando sea adulto, tome responsabilidad sobre el ambiente. Entenderá por qué debemos preocuparnos por los ecosistemas, la conexión que tenemos con ellos y se dedicará a respetar a otros seres con vida. Esto es algo necesario para actuar frente a la crisis ambiental que invade nuestro mundo.


ALIENTA A CONSTRUIR SU PROPIO ESPACIO NATURAL

Aunque muchos de nosotros vivimos en la ciudad, aun dentro de ella podemos desarrollar nuestros propios espacios naturales. Si les enseñamos a nuestros pequeños la belleza que hay en lo natural, ellos buscarán tenerlo cerca. Podemos tener algunas macetas en el hogar. Si tenemos espacio, plantar algunas semillas. Y, si hay parques cercanos, llevémoslos a que se diviertan.


Que nuestros hijos pierdan el temor a ensuciarse, a divertirse y a explorar en la naturaleza. Que encuentren su libertad en la Madre Tierra.

+5215611827983

Calle Tacuba Centro Histórico, CDMX, México 

Síguenos en:

Facebook babynova