• Babynova

Si educas a tus hijos a base de nalgadas, estás cometiendo un terrible error

Por: Fernanda Rascón


Los castigos físicos como las nalgadas, pellizcos y jalones, han sido una forma de "educar" a las y los niños desde varios años atrás, sin embargo, en la actualidad se tiene comprobado que no son nada efectivos y por el contrario causan reacciones negativas en la autoestima de los pequeños.


Las madres y los padres que dan nalgadas a sus hijos, tienden a verlo como una herramienta "eficaz" y "útil" para enseñarles a cómo comportarse, ya que muchas personas fueron educadas de ese modo; pero los expertos en el desarrollo infantil, aseguran que se trata de un castigo que solo trae efectos negativos en el o la menor.


La American Academy of Pediatrics asegura que las y los niños que reciben nalgadas, son más propensos a ser más agresivos, además de que aumenta el riesgo de problemas de salud mental en el futuro. Hay que recordar que ellos y ellas se desarrollan mejor cuando ejercemos una crianza amorosa y comprensiva, estableciendo límites saludables. Los investigadores recalcan que quienes son educados a base de golpes, tienen mayores probabilidades de convertirse en adultos deprimidos, con tendencias suicidas o incluso a tener problemas de alcohol y drogas.


Enseñar a las y los niños comportamientos aceptables, así como a tomar buenas decisiones, es la base fundamental de la crianza, y esto no se consigue a base de golpes. Cuando los padres adoptan ideas equivocadas, pueden tomar medidas que incitarán a los menores a sacar lo peor de ellos, en lugar de lo mejor de sí mismos.





No hay un manual sobre cómo el ser la madre o el padre perfecto, ya que somos seres humanos y todos tenemos equivocaciones, pero sí es fundamental el poner atención en la forma en la que se educa a las y los niños y sobre todo en el entrono donde desarrollan sus habilidades sociales sin descuidar el estilo de vida que se lleva en la casa.


Ten en cuenta que al ser menores, tiene a ser demasiado inquietos, claro, unos más que otros y va a llegar un punto en el que tu paciencia va a estar al límite, pero en ese momento recuerda que con nalgadas o golpes no vas a lograr nada. Hoy en día, lo que más se buscar es erradicar cualquier tipo de violencia, por lo que es importante reconsiderar qué tipo de crianza ejercemos para con los pequeños.



No olviden que al crecer ellos tendrán a sus propios hijos y quizás repitan los mismos patrones que tuvieron de chicos, así que mejor educa de la mejor forma posible, así repetirán lo bueno de su vida, sin llegar a lo malo. Dales una infancia segura sin libre de nalgadas y golpes, y haz de ellos personas amorosas y seguras de sí mismas.





10 vistas0 comentarios