• Babynova

Tips para que tus hijos puedan seguir tus órdenes sin gritos ni regaños

Por: Fernanda Rascón


El paso del tiempo y de los años es algo que no podemos evitar y conforme los pequeños van creciendo, es normal que los padres busquen la mejor manera de educarlos. todo con el objetivo de que se conviertan en adultos responsables y felices. Debes de recordar que no existe un manual que explique cómo disciplinar correctamente a los hijos, pero hay una serie de recomendaciones que pueden llevarte por el camino adecuado.



Entre las que destaca, una disciplina positiva, con ella podrás enseñarles a tus pequeños a seguir órdenes sin necesidad de llegar a los gritos, ni a los regaños. Éste es un modelo educativo que tiene como finalidad ayudar a los adultos a entender el comportamiento de las y los niños desde el amor y la empatía.


Se trata de educar desde la autoestima y los derechos humanos, renunciando a prácticas violentas que impliquen, gritos, regaños e incluso golpes. Para que tus hijos se comporten adecuadamente, debes de aplicar los siguientes consejos:


  • ENCUENTRA EL MOMENTO IDEAL: antes de corregir a tu hijo o hija, es importante que evalúes su estado emocional, es decir, si le das una orden y él o ella se siente triste o enojado, es muy probable que reacciones de manera negativa y que la situación empeore. Llévalo a un lugar tranquilo y espera un poco hasta que se calme; una vez que notas que ya se encuentra más relajado, será más fácil que te escuche y siga tus órdenes.


  • NO PIERDAS LA CALMA: al usar un tono de voz calmado, estarás evitando decir cualquier tipo de insultos, lo que hace que tu hijo comprenda el mensaje de manera adecuada. Sean firmes y comprensivos a la vez, no olviden que ellos ven el mundo a través de sus ojos, si notan que pierden la cabeza, pensarán que es normal y repetirán el mismo comportamiento.


  • SEAN CLAROS Y PRECISOS: las y los niños no son adivinos, diles exactamente qué es lo que tienen que hacer y explícaselos las veces que sean necesarias, si reciben una buena orientación, la próxima vez podrán hacerlo sin recibir ayuda.


  • NO LOS AGOBIES: sean pacientes y esperen a que termine una tarea antes de otorgarle. Al igual que los adultos, las y los niños también se cansan y se estresan, procura llevar una lista de objetivos que tengan lapsos de tiempo para que puedan distraerse y descansar.


  • FOMENTA ESTÍMULOS POSITIVOS: antes de decir alguna orden, empieza con un halago que tu hijo o hija pueda entender fácilmente y lo haga sentir animado; de esta forma, aumentarás su confianza y sabrá que es capaz de cumplir sus tareas y objetivos.


  • RECONOCE SU COMPORTAMIENTO: siempre que tus hijos sigan una orden o sean capaces de modificar su conducta inadecuada, debes felicitarlos por ser respetuosos y responsables. El reconocimiento es muy importante en la crianza, puesto que los hace sentir importantes y queridos.



Si sigues éstas recomendaciones, la relación padre e hijo mejorará de manera positiva y podrán comunicarse con mayor facilidad y lo mejor es que se olvidarán de los gritos y el estrés.

8 vistas0 comentarios